RECOMENDADO img_8842

Publicado el 5 Enero, 2017 | por Mistral Torres

0

OH MY DOG/ MUÉVELE LA COLA A ESTE NEGOCIO

Fotos Diego Rojas

¿Es chef?, ¿es terapeuta?, ¿es empresaria?, son las mil caras de Carla Cárcamo, la mujer detrás de Oh My Dog. Carla nos regala un poquito de su alocado tiempo para aclarar algunos asuntos sobre su empresa, en vías de desarrollo, que ha estado tomando un buen ritmo desde que comenzó en 2015. El negocio abarca el lado culinario que afecta a los más inocentes de la casa: las mascotas, ofreciendo “productos holísticos”.

img_8788Este tipo de alimentación nacen de la nutrición BARF (Biologically Appropriate Raw Food), esto quiere decir que sus componentes, como huesos, carne y vegetales están en su estado crudo. Se le conoce como holística por abarcar todos los ingredientes de la alimentación sana, además del cuidado por el medio ambiente. Carla menciona que “los envases no usan plomo. De hecho, por cada bolsa que compras se planta un árbol”.

De acuerdo a Carla, sus productos holísticos “son alimentos que no tienen químicos; no tienen subproductos de proteínas, que finalmente son desechos; no tienen granos, como maíz, trigo, soja, que causan alrededor del 7% de las alergias en los animales; son altos en frutas y verduras, arándanos, zanahoria”.

También enumera algunos de los beneficios que esta alimentación tiene para tu mascota. “Reduce las alergias, sobrepeso, fortalece el sistema inmune, disminuye la caída del pelo, las heces son menores y de mejor calidad, prolonga la esperanza de vida de tu mascota de tres a cuatro años, versus otros alimentos”. Un tema que recalca con frecuencia es la utilización de proteínas. “El nivel proteico que tiene es mucho más alto que los otros. Y es sin desechos, porque hay otros alimentos que pueden alcanzar el 24% o 26% de proteína, pero gracias a añadir los subproductos”, refiriéndose a los restos de animales como espinas, plumas o piel.

img_8886Todo comienza cuando un dueño (o como a Carla les gusta llamarlos: dogparent) lee el contenido de la bolsa de comida de su peludo. ¡Una pesadilla!, sólo restos de todo tipo de animales. Entonces, comienza la búsqueda por un alimento de calidad, es ahí cuando llegan a Oh My Dog con sus recetas que tienen de todo un poco. Cuentan con dos marcas producidas en EEUU: Earthborn Holistic y Pro Pac Ultimates.

La misma Carla se encarga de entregar los pedidos a tu casa, además de estar dispuesta a recomendar lo que más le convenga a tu mascota. “Muchas veces yo les hago toda la explicación ni siquiera esperando que compren. Para mí lo más importante es sensibilizarlos”. Carla considera que comprar informado es lo más importante y recomienda que aunque una persona no pueda costear los alimentos holísticos, sí se preocupe de buscar otras fuentes más económicas para equilibrar sus dietas.

Es más, ella también nos reconoce que tiene clientes de todas partes y que “tiene más que ver con la conciencia y el lazo que han armado las personas con sus animales que con el recurso económico”.

Pero, ¿cómo un sistema nutricional desconocido por los penquistas ha conseguido tanto éxito en el transcurso de un año? Oh My Dog consiguió llamar la atención de sus potenciales clientes gracias a las benditas redes sociales. “Facebook es una súper buena ventana hoy en día para cualquier tipo de emprendimiento”. De principio, la publicidad que mostraba el sitio oficial no mencionaban nada del negocio en sí, sólo eran imágenes divertidas y adorables de perros junto con el logo. Posteriormente, “ha sido un trabajo de educación. De explicarle a la gente, de mostrarles videos y de irlos sensibilizando en el tema”.

Por ahora Carla quiere mantener el negocio tal como está, le gusta ofrecer sus productos de alta calidad y cree que abriendo un local eso tendría que cambiar. Aún así, comenta sus deseos de dejar el país en algún futuro, por lo que les recomendamos aprovechar ahora esta alternativa. Si no lo crees, lee el envase de la comida de tu mejor amigo, infórmate y cámbialo.

CompartirShare on Facebook0Tweet about this on TwitterEmail this to someone


Acerca del Autor

Penquista, Periodismo UdeC, 24. Escritura, dibujo, economía, cálculo, lo que sea antes de soltar el lápiz. Que me entierren con el grafito, la tinta y -para estos tiempos modernos- el lápiz de la wacoom.



Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Volver Arriba ↑