TEATRO /“A DIOS LO QUE ES DE DIOS” LOS DEFECTOS Y VIRTUDES DE UN PASTOR EVANGÉLICO

Publicado el 19 abril, 2018 | por Lili Saravia

Una puesta en escena cruel, directa y a la vez irónica, que muestra las verdades y demonios de un pastor evangélico, es la propuesta del monólogo “A Dios lo que es de Dios”, interpretado por el actor Paolo Marisio, que se estrenará el próximo 18 de abril a las 19:30 horas en la sala de Artistas del Acero.

Bajo el seudónimo de “Jean Chatnez”, el insipiente escritor penquista, quien entregó el texto bajo promesa de no revelar su verdadera identidad, es el creador de la obra que Juan Pablo Aguilera, reconocido por su trabajo en Teatro La Concepción, descubrió y quiso dirigir en las tablas hace casi un año. “Empezamos a montar junto a Paolo el año pasado y tuvimos que parar debido a nuestros proyectos paralelos, porque pensamos que era muy importante darle intensidad al personaje. No es una obra cómica, y no queremos que se interprete como una burla”, dijo.

El montaje, que se presentará además el 19 de abril, y luego a partir del miércoles 25 y hasta el 28 del mismo mes, también en Artistas del Acero y en el horario mencionado con un valor de $4.000, expone la visión de un pastor, donde “temas como la culpa, la pobreza, la intolerancia, el clasismo y la violación de los derechos, se filtran entre frases con una fuerte autoridad”, comentaron.

En 60 minutos, Marisio presenta diferentes facetas del personaje, construido a través de un importante trabajo de observación. “Estudié y observé a los pastores que predican en los parques, plazas, en la calle, cultos, qué los motiva, cuál es su historia de vida, me fijé en sus movimientos corporales, la forma de pronunciar las palabras, modismos, todo. La Plaza de Armas es un muy buen lugar para la observación, entrega mucho material”, confesó el actor.

Que el espectador se haga su propia idea sobre lo que está viendo, es lo que buscan con“A Dios lo que es de Dios”. “Planteamos la vida de un pastor evangélico con sus defectos y virtudes, la vida de un hombre común y corriente; ya través de un culto y sus predicas vamos entregando información sobre él, claro está que cada uno de nosotros tiene su propia opinión sobre el tema, pero nuestra idea no es la de exponer una verdad, solo buscamos la respuesta del público y en ella el real mensaje expuesto en el monólogo”, finalizó Marisio.

Comentarios




Publicado por

Lili Saravia

Twitter